EL ARARTEKO CONCLUYE SU ACTUACIÓN EN RELACIÓN CON LAS QUEJAS RELATIVAS AL MAL FUNCIONAMIENTO DEL CENTRO BIDEAN, DESTINADO A LA ACOGIDA DE MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA MACHISTA Y, EN SU CASO, DE SUS HIJOS O HIJAS



Vitoria-Gasteiz

El Ararteko ha llevado a cabo una extensa investigación para dilucidar la realidad que subyacía a los distintos aspectos planteados, en la que ha tenido en cuenta una amplia variedad de fuentes de información, con objeto de obtener una visión lo más completa y realista posible de un asunto cuya complejidad obligaba a tener en cuenta distintas dimensiones del servicio que se presta a las mujeres mediante el recurso objeto de cuestionamiento. Así, como se explica con mayor detalle en la resolución, ésta se ha basado en las conclusiones obtenidas de las distintas inspecciones realizadas por el equipo del Ararteko en el propio centro, de las entrevistas realizadas a las usuarias, a las trabajadoras y sus representantes, a la empresa que tenía conveniada la prestación del servicio, así como de las reuniones mantenidas con el personal (técnico y político) responsable del recurso de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Así mismo, se han considerado los distintos informes relativos a la evolución y a la reforma de este recurso, remitidos al Ararteko por la Diputación Foral de Gipuzkoa, a petición de esta institución.

A partir de todas estas fuentes de información, el Ararteko ha podido confirmar que existían disfunciones en el funcionamiento del centro Bidean, atribuibles a distintas causas, como, sobre todo, a las inercias de un pasado en el que el funcionamiento del recurso se basaba en un modelo de autogestión, con las dificultades que la transición hacia un modelo de gestión técnica pudo tener para el propio equipo de trabajadoras y para algunas usuarias. Y también, a las contradicciones del propio modelo de intervención en un recurso residencial de media estancia como éste, cuya intensidad podía resultar excesiva para aquellas mujeres que buscaban una mayor autonomía, e insuficiente para aquellas otras que, por su situación individual, requerían de una atención mayor y más especializada.

El Ararteko ha podido también concluir que, aunque el ente foral había detectado algunas de estas disfunciones antes de que se hicieran públicas las quejas, no fue capaz -pese a su voluntad inequívoca para ello- de actuar con la celeridad necesaria para atajar dichas disfunciones y evitar que los conflictos de convivencia dieran lugar a la formulación y publicación de las denuncias. Deben tenerse en cuenta, no obstante, las dificultades técnicas objetivas para llevar a cabo y materializar plenamente una reforma de la profundidad diseñada por el ente foral, que no cabe desconocer que comportaba obligadamente unos tiempos que, si bien han ralentizado la respuesta deseada, eran necesarios para el ambicioso objetivo perseguido.

Con todo, puede concluirse que, tras las reformas realizadas por la Diputación Foral de Gipuzkoa, todas las pretensiones manifestadas por las usuarias que formularon las denuncias se han visto plenamente atendidas y colmadas en la actualidad.

En buena medida se puede decir, también, que algunas de las quejas, especialmente las atinentes a los medios materiales y a la situación de convivencia en el centro, exaltaron la situación real, con la muy negativa repercusión que ello haya podido tener para el prestigio de un recurso público de la importancia de Bidean para las mujeres víctimas de violencia machista.

Es importante reconocer la encomiable labor emprendida por la DFG para reformar el recurso y revisar en profundidad el modelo de intervención para la acogida de mujeres víctimas de violencia machista en Gipuzkoa. El Ararteko se felicita de las reformas emprendidas y confía en que esta crisis del sistema de acogida de mujeres víctimas de violencia machista en Gipuzkoa continúe estimulando las oportunidades de mejora.

Para ello considera también conveniente que, especialmente para generar confianza en las mujeres que actualmente sufren la violencia machista el ente foral haga un esfuerzo por comunicar debidamente a toda la sociedad, en especial a los sectores más concernidos por este asunto el contenido de las reformas emprendidas y, en última instancia, el modelo que se pretende implantar para los recursos de acogida a mujeres víctimas de violencia machista en Gipuzkoa.

Conclusiones:

- El Ararteko ha detectado aspectos de mejora en el funcionamiento del centro Bidean, en especial antes de su renovación a partir de las acciones emprendidas por la Diputación Foral de Gipuzkoa en 2018, tanto por lo que se refiere al modelo de atención, como al espacio en que se ubicaba dicho recurso.

- Reconoce el valor de las acciones emprendidas por el actual equipo de la DFG para renovar de manera profunda este recurso y el modelo de intervención que adopten en adelante los recursos de acogida para la atención a las mujeres víctimas de violencia machista en Gipuzkoa.

- Es conveniente que la DFG haga un esfuerzo por comunicar, las medidas emprendidas para la mejora de este recurso y la profunda transformación del modelo de intervención para la acogida de mujeres víctimas de violencia machista que se ha iniciado.

Vitoria-Gasteiz, 23 de enero de 2020

 
DOCUMENTOS RELACIONADOS
Resoluciones del Ararteko
Resolución 2020IR-930-18 del Ararteko, de 23 de enero de 2020, por la que se concluye su actuación en relación con una queja que denunciaba el mal funcionamiento de un centro de acogida para mujeres víctimas de violencia machista. Resolución 2020IR-930-18 del Ararteko, de 23 de enero de 2020, por la que se concluye su actuación en relación con una queja que denunciaba el mal funcionamiento de un centro de acogida para mujeres víctimas de violencia machista.
RSS
Bikaintasunarekin konpromisoa - Compromiso con la excelencia
sello accesibilidad   sello accesibilidad