EL IMPACTO DE LA CRISIS EN LA INFANCIA: LA REALIDAD VASCA


Oficina de la infancia y la adolescencia

Vitoria-Gasteiz

La crisis está repercutiendo en las condiciones de vida de la ciudadanía y en las tasas de pobreza, pero este impacto no es igual para toda la población. Los niños y niñas son uno de los grupos más expuestos dadas sus características de dependencia económica, social, participativa, legal y política. Por otra parte, este impacto está pasando más inadvertido que en otros colectivos. Y precisamente para contribuir a hacerlo más visible, el Ararteko presenta hoy un estudio sobre el impacto de la crisis económica en la infancia.

El artículo 27 de la Convención de los Derechos del Niño reconoce "el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social", e impone a los poderes públicos la obligación de adoptar las "medidas apropiadas para ayudar a los padres y a otras personas responsables por el niño a dar efectividad a este derecho y, en caso necesario, proporcionarán asistencia material y programas de apoyo, particularmente con respecto a la nutrición, el vestuario y la vivienda".

El estudio pulsa un total de 58 indicadores, agrupados en 7 ámbitos, que dan muestra del modo en que la crisis económica de los últimos años afecta directamente al disfrute de los derechos económicos y sociales de los niños y las niñas en el País Vasco. Algunos datos:

· Algo más de 35.000 niños y niñas menores de 15 años (11,7%) viven en hogares que se encuentran en riesgo de no poder cubrir sus necesidades básicas. Desde que comenzara la crisis hay un 2,6% más de menores en riesgo.

· Los indicadores que permiten la comparativa directa con datos de otros ámbitos territoriales indican que en la CAPV la proporción de población infantil (menores de 15 años) en riesgo de pobreza grave (por debajo del 40% de la mediana de ingresos) ha pasado del 3,5% en 2008 al 6,2% en 2012. La tasa de pobreza relativa (la que tiene en cuenta el umbral del 60% de la mediana) también adquiere un valor considerablemente por debajo de la media estatal (25,9%), pero afecta actualmente al 16,1% de la población menor de 15 años.

· Algunos de los hogares donde viven menores están especialmente expuestos a la pobreza: hogares monoparentales, hogares encabezados por una persona de nacionalidad extranjera, hogares cuya persona principal tiene baja cualificación o es menor de 35 años.

· Casi un 17% de la población vive en hogares que han tenido que reducir gastos de primera necesidad, el doble de personas que 4 años atrás.

· Desde 2008 casi se ha duplicado el porcentaje de personas que se han abastecido de prendas de segunda mano.

· Casi el 17% de los hogares vascos llegan a fin de mes con dificultad o mucha dificultad, En 2011, 2 de cada 10 hogares no podía hacer frente a gastos imprevistos, casi un 2% más de casos que un año antes.

· El 12,9% de la población vive en hogares que han tenido que pedir dinero a familiares, amistades o instituciones, el doble que en 2008.

· Casi 3 de cada 10 hogares con vivienda en propiedad no pagada destina a gastos relacionados con ella más del 30% de sus ingresos y 6 de cada 10 de quienes viven en alquiler se encuentran en la misma situación.

· El 5,9% de la población tiene problemas de impagos o atrasos en el pago de gastos relacionados con la vivienda.

· En torno al 8% de las familias tiene a todos sus miembros activos en paro.

· Hasta el momento, el Sistema de Garantía de Ingresos parece haber tenido un impacto positivo en la contención de las tasas de pobreza de la CAPV.

· Ha aumentado el porcentaje de familias que no pueden permitirse una comida con proteínas al menos cada 2 días.


Las carencias materiales posicionan a la infancia en una situación de desventaja y vulnerabilidad futura que puede afectar a su desarrollo educativo, social y laboral. Por ello, resulta clave tener en cuenta a la infancia en la toma de decisiones ante los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad, no sólo por su propio desarrollo y bienestar, sino también por el de la sociedad en su conjunto, para quien el coste futuro puede ser muy elevado (reducción del nivel de competencias de la ciudadanía, menor productividad, menor cohesión social, mayores tasas de desempleo, elevados costes en el sistema de protección, merma del sistema educativo y sanitario...)


Vitoria-Gasteiz, 29 de enero de 2013

 
DOCUMENTOS RELACIONADOS
Otros dictámenes - Resoluciones - Inf. y dtos
El impacto de la crisis en la infancia: la realidad vasca El impacto de la crisis en la infancia: la realidad vasca
RSS
Bikaintasunarekin konpromisoa - Compromiso con la excelencia
sello accesibilidad   sello accesibilidad