JORNADA "LAS MUJERES EN PRISIÓN, DIFICULTADES AÑADIDAS"



Vitoria-Gasteiz

Con ocasión de la conmemoración hoy, del día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, el Ararteko, en colaboración con el Parlamento Vasco, ha celebrado hoy una jornada titulada "Las mujeres en prisión, dificultades añadidas".

Un encuentro con el que se ha querido contribuir a la sensibilización sobre una realidad menos conocida: la situación de las mujeres presas y sus dificultades como mujeres y como madres durante su estancia en prisión, lugares en los que las mujeres aún disponen de menos recursos para la visualización de su situación y su empoderamiento real.

La inauguración de la jornada, que se ha celebrado en el Parlamento Vasco, ha corrido a cargo de la presidenta de la Cámara vasca Bakartxo Tejería y el ararteko Manuel Lezertua.

En su intervención, el ararteko ha dicho que "cuando una mujer entra en prisión sufre una triple condena". Y es que la sociedad, en general, reprocha con más dureza a la mujer que al hombre cuando comete un delito. Además, a mujer presa va a sufrir un gran desarraigo familiar, ya que su pérdida de libertad va a implicar la desintegración de la familia, algo que no siempre sucede si es el hombre el que entra en prisión. Finalmente, la mujer interna en un centro penitenciario va a tener unas condiciones de cumplimiento más duras que el hombre, por el mero hecho biológico de ser mujer.

Posteriormente, Isabelle Rome, magistrada en la Corte de Apelación de Versailles, autora del libro Dans une prison de femmes, ha dado a conocer las conclusiones de ese estudio.

Rome ha dicho que "la reclusión provoca alteraciones graves en el organismo femenino, un sufrimiento que se acrecienta, además, en aquellos casos en que antes incluso de la reclusión la mujer se descuidaba, desatendía o maltrataba; por ejemplo, en el caso de las mujeres con dependencia del alcohol o las drogas".

Las condiciones de reclusión de las madres son aún más difíciles, ya que el vínculo familiar es especialmente difícil sobre todo cuando la pena es larga.

Para finalizar, en una mesa redonda, Ruth Alonso, magistrada juez de Vigilancia Penitenciaria de Bilbao, Juan Calparsoro, fiscal superior del País Vasco y Estíbaliz de Miguel, investigadora y coordinadora de la red "Sin rejas" han debatido sobre la situación de las mujeres presas en Euskadi.

25 de noviembre de 2015

 
DOCUMENTOS RELACIONADOS
Actividades
Intervención del ararteko (25-11-2015) Intervención del ararteko (25-11-2015)
RSS
Bikaintasunarekin konpromisoa - Compromiso con la excelencia
sello accesibilidad   sello accesibilidad