DECLARACIÓN INSTITUCIONAL DEL ARARTEKO CON MOTIVO DEL DÍA INTERNACIONAL DE LA FAMILIA


15 de mayo de 2016

El Ararteko insta a todos los poderes públicos de Euskadi a hacer de la familia el eje central de las políticas públicas
Vitoria-Gasteiz

Con motivo de la celebración el domingo del día internacional de las familias, el Ararteko quiere recordar, un año más, a todos los poderes públicos y a la sociedad, en general, que la familia es el principal soporte material y afectivo de todas las personas; que sostiene y consolida el desarrollo vital individual; que nos hace crecer como seres humanos plenos y evolucionar como ciudadanas y ciudadanos activos y socialmente responsables.

El reconocimiento de la labor de crianza y educativa de padres y madres, de la función primordial de cuidado y de soporte material y emocional de las familias hacia los niños y niñas, hacia las personas mayores o en situación de enfermedad o dependencia, y en última instancia, hacia todas las personas, debe traducirse en un apoyo inequívoco de los poderes públicos a las familias, situándolas como eje transversal en el centro de todas las políticas públicas.

Las necesidades de las familias incumben a la sociedad en su conjunto. Por ello, los poderes públicos vascos no pueden escatimar esfuerzos a la hora de poner en marcha decididamente los mecanismos necesarios para ofrecer a las familias aquellos recursos que faciliten el desarrollo de la esencial función de protección social que asumen. Ello es especialmente importante en tiempos de mayor incertidumbre y vulnerabilidad, en los que las familias conocen cada vez más dificultades para cumplir con las enormes responsabilidades a las que se enfrentan. Las sociedades que promueven y consolidan políticas centradas en mejorar la calidad de vida y el bienestar de las familias han demostrado su valiosa y eficiente contribución al conjunto del desarrollo humano y de la cohesión económica y social.

Por todo ello, creemos indispensable integrar la perspectiva de las familias en las políticas públicas, fortaleciendo esta perspectiva a la hora de elaborar y poner en práctica la legislación, las estrategias, planes y proyectos, así como en los procesos decisorios administrativos, con objeto de evaluar minuciosamente el impacto de las distintas políticas sociales y económicas en las familias.

Finalmente, no podemos dejar de mencionar que, en las sociedades contemporáneas avanzadas como la nuestra, el principio de igualdad de mujeres y hombres reviste una importancia primordial que debe necesariamente traducirse en medidas orientadas a asegurar la conciliación familiar y laboral, así como la corresponsabilidad de mujeres y hombres en la asunción de las funciones familiares. Se trata de un principio básico para la justicia social, para el desarrollo personal y profesional, y para el buen devenir de la propia vida familiar, razón por la cual los poderes públicos vascos están llamados a defenderlo y asegurar su respeto por todos los medios necesarios.

Vitoria-Gasteiz, 13 de mayo de 2015

 
RSS
Bikaintasunarekin konpromisoa - Compromiso con la excelencia
sello accesibilidad   sello accesibilidad